El análisis de combustibles, aceites y derivados del petróleo mediante XRF está bien establecido y tiene muchas ventajas. Permite que la preparación y el análisis de las muestras sean sencillos y rápidos; además, genera resultados precisos y reproducibles. Para el análisis de aceite y combustible, se aplican varias normas internacionales y métodos de prueba que requieren el uso de la XRF como técnica de análisis para diversas aplicaciones. 

XRF requiere a menudo que se hagan calibraciones especializadas para distintos tipos de aceites y matrices de combustible debido a la variación del contenido de carbono y oxígeno de la matriz, lo que influye en los resultados de los análisis. El mantenimiento de muchos tipos diferentes de calibración aumenta el costo y puede tomar mucho tiempo.


Oil-Trace soluciona este problema de la variación de matrices y lleva el método de la XRF al siguiente nivel. Utiliza un método innovador para caracterizar la matriz "oscura", lo que proporciona un método único establecido para el análisis de una amplia gama de aceites y combustibles. Con base en la última generación del algoritmo de los parámetros fundamentales (FP) de Malvern Panalytical, Oil-Trace corrige la composición de la matriz y las incongruencias de la densidad entre las muestras y los estándares. Entre las ventajas podemos encontrar una reducción drástica de la cantidad de calibraciones y ahorros en los costos de operaciones. 




El módulo de Oil Trace consta de lo siguiente:

• Software Oil-Trace 

• Estándares de matriz líquida

• Balanza compacta

• Matraz volumétrico

• Exhaustiva documentación de preparación


El módulo Oil-Trace contiene los estándares de preparación de la matriz, los cuales permiten que una sola calibración abarque diversas matrices. Para completar la calibración, se deben agregar los estándares, los cuales abarcan los elementos necesarios y los rangos de concentración. Consulte la sección que abarca los Estándares de calibración de aceite y combustible para obtener una descripción general de los estándares disponibles.

Oil-Trace es particularmente útil para el análisis de combustibles, biocombustibles y mezclas. Por ejemplo, los aditivos B20, E5, E85 para aceites lubricantes y metales de desgaste en aceites usados S, Ni, V y otros elementos restringidos en el petróleo crudo, además de los aceites refinados, los aceites del compresor con cloro, los metales en catalizadores homogéneos líquidos y la solución de problemas para el envenenamiento del catalizador. Además, Oil-Trace fomenta totalmente el cumplimiento con las normas y los métodos de prueba estándar ASTM, API, UOP e ISO.




El módulo Oil-Trace se diseñó para su uso en conjunto con instrumentos WD XRF de Malvern Panalytical como Zetium y Axios FAST. Se aplican ciertos requisitos de hardware. Cuando se combina con estándares de calibración específicos de los elementos que se van a analizar, el módulo se puede entregar como solución precalibrada en nuevos sistemas o desplegados en los instrumentos actuales que utilicen el software SuperQ.