La cromatografía por permeación de gel (GPC) es una técnica analítica que separa macromoléculas disueltas por tamaño con base en su elución desde columnas llenas de un gel poroso.

Cuando la GPC se usa con dispersión de luz, viscómetro y detectores de concentración (lo que se conoce como detección triple), puede medir el peso molecular absoluto, el tamaño molecular y la viscosidad intrínseca, y generar información sobre la estructura macromolecular, la conformación, la agregación y la ramificación.

Mediante el uso de GPC para medir el peso molecular y las otras propiedades, los científicos pueden caracterizar moléculas como polímeros sintéticos y polímeros naturales como los polisacáridos.

Por todas estas moléculas, estos parámetros se relacionan estrechamente con su desempeño en innumerables aplicaciones. Con esta técnica:

  • Los químicos que trabajan con polímeros pueden controlar la fuerza, la resistencia y el desempeño del polímero.
  • Las empresas farmacéuticas pueden personalizar el comportamiento de productos como las gotas para los ojos.
  • Los productores de alimentos puedan entender mejor el desempeño y la calidad del producto.

Malvern ofrece una gama de sistemas GPC o detectores GPC individuales, incluido SEC-MALS, que se adaptan a sus necesidades, desde nuevos polímeros hasta formulaciones de polímeros y aditivos, en aplicaciones que van desde pinturas y recubrimientos hasta alimentos y productos farmacéuticos.