Espectroscopía de infrarrojo cercano (NIR)

La espectroscopía de infrarrojo cercano es una forma de análisis altamente flexible, que se puede aplicar a una amplia gama de aplicaciones de investigación y procesos industriales

Introducción a NIR 

La espectroscopía de infrarrojo cercano (NIR) es una forma de análisis altamente flexible, que se puede aplicar a una amplia gama de aplicaciones de investigación y procesos industriales. Considerada ampliamente como una tecnología básica en detección remota, la espectroscopía NIR se ha vuelto popular en los mercados industriales como una herramienta rentable para medir materiales a fin de optimizar los procesos y administrar los costos.

¿Qué es la NIR y cómo funciona?

La espectroscopía NIR es un método que utiliza la región de infrarrojo cercano del espectro electromagnético (de aproximadamente 700 a 2500 nanómetros). Mediante la medición de la luz dispersa de una muestra y a través de ella, se pueden utilizar espectros de reflectancia NIR para determinar rápidamente las propiedades de un material sin alterar la muestra.

NIR convierte los datos medidos en información procesable para ayudar a optimizar los procesos o mejorar la investigación. Capaz de examinar superficies irregulares con la misma facilidad que una muestra cuidadosamente preparada, la NIR no es destructiva y requiere poca o ninguna preparación de la muestra. También se puede utilizar para analizar varios constituyentes en un solo análisis.  

Ventajas de la espectroscopía de infrarrojo cercano

  • Forma de análisis altamente flexible 
  • Rentable
  • Capaz de examinar superficies irregulares
  • No destructiva
  • Requiere poca o ninguna preparación de la muestra